Inca contrata seguridad privada para reforzar la vigilancia en la ciudad

La Delegación de Gobierno en Baleares ha autorizado al Ajuntament d’Inca a contratar temporalmente servicios de vigilancia privada para garantizar el cumplimiento de todas las medidas sanitarias contra la COVID.

En este caso, la empresa que realizará el control y vigilancia será Kaizen Security.El Consistorio inquer contará con vigilantes de seguridad, que de manera coordinada con la Policía Local de Inca, realizarán tareas de vigilancia y prevención por diferentes lugares del municipio.

«De acuerdo con la situación actual, hemos considerado necesario reforzar la vigilancia en diferentes puntos del municipio para garantizar la máxima tranquilidad y seguridad de la ciudadanía», explica el alcalde de Inca, Virgilio Moreno.

Se trata de una medida pionera que está consiguiendo grandes resultados en los primeros días de su aplicación. De hecho, el botellón en calles, plazas y parques ha quedado totalmente erradicado.